cofer osteopatia murcia

La osteopatía se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en:

  • La anatomía y fisiología del cuerpo humano,
  • El conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y
  • La aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas, técnicas que la Osteopatía ha desarrollado durante más de un siglo de evolución de la disciplina (la primera escuela de Osteopatía data del año de 1892 en Estados Unidos) a través de las Escuelas de Osteopatía o Facultades de Medicina Osteopatía, dependiendo del desarrollo de la disciplina en cada país

¿Cómo funciona la Osteopatía?

Los mecanismos de autorregulación en el organismo están asegurados por el sistema nervioso, circulatorio y linfático. La pérdida o reducción de estos mecanismos intrínsecos puede llevar a estados patológicos. La intervención osteopática podría incidir sobre todo en estados pre-patológicos, es decir, en fases de desarreglo funcional, de manifestaciones sintomáticas iniciales, pero por falta de información o de cultura sanitaria, la mayoría de las veces se acude a tratamiento osteopático en fases ya avanzadas de la alteración de salud. En estos casos, la Osteopatía también facilita los mecanismos inherentes de autorregulación, permitiendo que el cuerpo se recupere y consiga la normalización de las funciones alteradas, lo que se traduce en disminución de los síntomas y reencuentro con el estado de salud.

La Osteopatía funciona, por tanto, respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología y no tanto en hacerlo dependiente de soluciones puramente externa o pasivas, como es la utilización, a veces excesiva, de medicamentos. La Osteopatía, en un contexto de abordaje holístico, a través de modelos globales bio-médico-psico-sociales, promueve o recupera la homeostasia o equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales musculoesqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios… y lo hace con la aplicación de técnicas manuales dirigidas a los tejidos identificados como patológicos en el diagnóstico funcional osteopático.

¿Qué problemas trata?

  • Dolores de cabeza. Parálisis nerviosas, vértigos, dolores de mandíbula y sinusitis.
  • Contracturas cervicales y de hombros, sensación de adormecimientos en manos.
  • Dolores de espalda en general por contracturas, estrés, hernias, protusiones o malas posturas. Ciáticas y lumbagos.
  • Traumatismos, accidentes, contusiones y esquinces. Molestias por lesiones antiguas mal curadas.
  • Mal funcionamiento orgánico, problemas digestivos, ginecológicos, etc.
Llámanos e infórmate